Poker: de la mesa a la pantalla

Poker Online - Foto

Es curioso cómo se ha categorizado el juego de poker en diferentes apartados: juego de cartas, juego de azar, juego de mesa, juego de estrategia, juego de deportes… Sí, efectivamente cuadraría en cada una de estas categorías, y como juego de mesa que se puede considerar, merece una mención aquí.

El poker tradicional, en el que varias personas se reúnen alrededor de una mesa con una baraja de naipes y una serie de fichas con las que realizar las apuestas viene existiendo desde el siglo XIX, aunque no tal y como lo conocemos ahora, sino que ha tenido una evolución desde entonces (se han ido añadiendo jugadas no admitidas en un principio). Tal ha sido su evolución que recientemente, hace apenas tres años, ha sido admitido finalmente como deporte mental.

poker 2El poker online existe como tal desde los años 70, aunque difiere mucho de lo que entendemos hoy día como tal, y es que la velocidad a la que avanzan las Nuevas Tecnologías ha hecho posible que juguemos incluso desde nuestros smartphones o que localicemos fácilmente cuáles de nuestros amigos en redes sociales como Facebook son también jugadores.

La cuestión sería: ¿es realmente el poker online una réplica del poker tradicional, llevado de la mesa a la pantalla? Decididamente, si bien las reglas esenciales son las mismas, no tiene mucho que ver una experiencia con la otra. En parte sería como comparar el fútbol con un videojuego de fútbol. No es lo mismo que la adaptación del dominó, en el que se juega de igual manera pero perdemos el encanto de mover las fichas con nuestras propias manos. En el poker, el hecho de no jugar de manera presencial da como consecuencia algunas ventajas e inconvenientes que marcan una fuerte diferencia y dan un giro a lo que entendemos por este juego. La famosa cara de poker, los faroles, cuando una pantalla y un buen puñado de kilómetros separan a un oponente de otro, pierden totalmente el sentido. En las partidas presenciales, se acude mucho a las gafas oscuras para disimular lo que la mirada puede mostrar inconscientemente; en las partidas online, no existe ese problema, que a su vez, es una ventaja del poker presencial para adivinar las intenciones del oponente. De la misma manera, el juego online ofrece la ventaja no sólo de la intimidad, sino también el hecho de disponer de ciertas herramientas que ayudan al jugador con el cálculo de estadísticas, el manejo de probabilidades, y en definitiva, a analizar cuáles son las opciones para una mano concreta. Estas herramientas vienen en forma de software basado en algoritmos, y no todos los que existen tienen permitido el uso en todas las salas de poker, pues la protección de datos es un punto importante a tener en cuenta.

poker

Por tanto, en el caso concreto de este juego, la experiencia de juego cambia mucho. Las reglas del Texas Hold’Em serán las mismas, pero no la manera de jugar.

  • Iván de la Fuente Misut

    Pero esto ocurre igual con los juegos de mesa online. Te permiten salvar el problema de la distancia, pero pierdes la esencia del cara a cara con tus rivales.

    • http://www.androizados.com Jason Rider

      Tienes toda la razón, pero a veces es la única forma que tienes para jugar con algunos amigos que están lejos! :)