Vamos a dibujar… Graffiti. La reseña

Graffiti - Portada

Si pienso en un juego para más de 6 jugadores, para toda la familia y donde queramos reírnos un rato, automáticamente me viene a la mente este gran juego de Jacques Zeimet publicado por Devir. En este juego todos los jugadores tendrán que conseguir el máximo de puntos si quieren ganar la partida, y para ello, deberán dibujar y además adivinar varias cosas a lo largo del juego. Vamos a explicar rápidamente la mecánica del juego y luego explicaremos que nos parece este juego, que fue uno de los más solicitados en el pasado Salón del Manga de Tenerife donde estuvimos presentes.

El juego está pensado para un número de jugadores variable, de 3 a 8, donde cada jugador en algún momento será quien tenga que adivinar. El juego rápidamente explicado funciona así. 1 jugador tendrá que adivinar lo que los demás jugadores pintan; éstos tendrán un tiempo para dibujar lo que se les ha pedido en la tarjeta, cuando lo tengan, los barajarán y darán todos al adivinador (por llamarlo de alguna manera xD). El adivinador tendrá que, en primer lugar, adivinar que es lo que todos han adivinado; en segundo lugar decidir que dibujo le ha gustado más (ya sea por lo original, bien hecho o el motivo que el decida) y por último, tendrá que intentar de adivinar de quien es cada dibujo.

Las puntuaciones varían dependiendo del momento en que estemos: Si es en el primer momento, y adivina lo que han dibujado a la primera (2 Puntos), al segundo o tercer intento sólo 1 punto. El dibujo que más le guste se llevará 2 puntos. Y por último, por cada dibujo asignado correctamente 1 punto para el adivinador; por cada dibujo errado, los que no supo colocar se llevarán 1 punto cada uno.

El juego en si es muy fácil de explicar, como se ha podido ver más arriba, por lo que se podrá empezar a jugar rápidamente, por no decir, que cualquier miembro de la familia, independientemente de su edad podrá participar en una partida; además, como pueden jugar hasta 8 jugadores viene muy bien para esas reuniones familiares y disfrutar todos juntos de una buena tarde de juegos.

El juego es divertido y entretenido, además es bastante gracioso ver los dibujos del resto de la gente (algunas obras de arte vimos en el Salón del Manga) y donde tendrás que esforzarte si quieres ganar en intentar disimular tu estilo de dibujo con el de los rivales para que cuando el adivinador trate de asignarte tu dibujo falle para que no puntúe él sino tú.

Personalmente creo que es un juego que se puede usar para relajarnos entre una partida de un juego duro y otro, dado que nos servirá para despejarnos la mente y poder estar más relajados para la siguiente partida. También como es un juego con 200 tarjetas, con 2 opciones por tarjeta tendremos muchísimas posibilidades a dibujar y será muy complicado que repitamos términos, por lo que la rejugabilidad es bastante grande.

Personalmente me parece un buen juego, donde tiene un poco de todo, no sólo dibujar, sino también tiene ese aspecto de asignar el dibujo al jugador correcto; como por otro lado, ese intento de disimular nuestro estilo con el de los demás para ganar.

Un juego que os recomiendo que probéis si podéis y que seguro que os gustará. Un “must-have” en mi opinión si te gustán los party-games y sobretodo si tienes un grupo grande con quien jugar.

Me gustaría compartir con vosotros una puntuación gradual de 1 sobre 5, (1 es poco/fácil, 5 mucho/difícil, etc…) de lo que nos ha parecido el juego:

de JorgeCorven DallasJason Rider
Componentes4
Dificultad2
Jugabilidad4
Re-Jugabilidad4
Mecánica de Turnos1
¿Lo Comprarías?3.5
  • Anónimo

    Para mi gusto un Party Game de lo más divertido, mucho mejor que el Identik. Cuando se descubren las pizarras y ves lo que han dibujado los demás te meas de la risa.

    Eso sí, la pega es que las pizarritas se rompen con facilidad :(

    Un saludo!

  • http://www.androizados.com Jason Rider

    La verdad que si, ese maravilloso momento en donde te llegan todas las pizarras y el descojone empieza!! xDDD es muy divertido la verdad.

    Pues nosotros por ahora las pizarras siguen vivas, y eso que la caña que tuvieron en el Salón del Manga de Tenerife fue bastante grande!! 😉