Yggdrasil. La reseña.

Yggdrasil - Portada

Desde Francia nos llegó hace unos meses un gran juego cooperativo de los diseñadores Cédric Lefebvre y Fabrice Rabellino donde tomaremos el rol de uno de los diferentes dioses nórdicos y llevaremos a cabo nuestras acciones para que los demonios de hielo no sean capaces de destruir el Yggdrasil (árbol de la vida). Es un juego que aunque esté oficialmente en Inglés, podéis descargar las reglas en Español traducidas por nosotros desde este enlace: Reglas en español.

El juego lo busqué para probar cuando conocí la existencia del mismo, además, después de haber leído las buenas opiniones de otros blogs amigos que lo ponían muy bien, no podía dejar pasar más tiempo para poder probar el juego y ver el mecanismo del mismo.

Lo primero que te llama la atención cuando ves el juego son las ilustraciones, desde el diseño del tablero hasta las ilustraciones de las cartas del juego, unas ilustraciones que reflejan perfectamente el ambiente y temática del juego, donde podemos ver una gran ilustración del árbol de la vida nórdica, donde están perfectamente conseguidos los diferentes mundos que forman Yggdrasil.

Como se puede ver en la foto, el tablero consta de 9 mundos (que van a ser las 9 acciones que podremos realizar). El objetivo principal del juego es conseguir que los enemigos no pasen de diferentes puntos del tablero, y para mantenerlos a raya tu equipo deberá llevar a cabo las diferentes acciones que se pueden hacer. De manera muy resumida, las acciones son las siguientes:

  • Coger un elfo (sirven para los combates)
  • Subir en la copa del árbol (dependiendo de la altura se pueden conseguir diferentes beneficios)
  • Combatir a los enemigos
  • Conseguir un arma
  • Mover las Valquirias (para conseguir guerreros para los combates)
  • Luchar contra los Gigantes de hielo.
  • Sacar demonios de fuego de las islas
  • Intercambiar o dar guerreros y elfos a otros dioses
  • Meter guerreros en las islas

Básicamente esas son las diferentes acciones que podremos realizar, y que cada turno sólo podremos realizar 3 de ellas (exceptuando uno de los dioses que su poder es hacer 4). Hay que pensar bien las jugadas de cada uno, dado que si no, los enemigos cruzarán rápidamente las fronteras y nos harán perder.

Una vez que ya conocemos el mecanismo del juego, vamos a exponer nuestro punto de vista; personalmente, el juego me parece bastante interesante, ya de entrada la temática me gusta mucho y me parece muy bien conseguida y llevada al juego; ya de entrada te hace sumergirte en el ambiente y empezar a concentrarte en la partida, dado que si no se hace una buena estrategia lo más seguro es que no sobrevivamos.

Es un buen juego tanto para un jugador como para seis, lo único malo es que si en una partida de seis jugadores si hay alguno que intenta destacar como líder y hay algún jugador que no se mete en la partida se le puede hacer bastante pesado el juego dado que el que lleva el peso del equipo intentará hacer que sus opiniones las realicen los demás del equipo. Pero por reglas generales si todos los jugadores están metidos en el juego turno a turno entre todos intentarán ver lo mejor para el equipo y los turnos irán de manera rápida y fluida.

El juego tiene su puntito de azar, tanto con el mazo de enemigos, como con el mazo de los demonios de hielo; con ese punto de azar y la combinación de dioses a jugar cada partida será diferente. Además también en los combates podremos probar nuestra suerte con el dado para intentar vencer a nuestros enemigos sin gastar ni guerreros ni elfos (que son añadidos al dado en nuestros combates junto con las armas). Si eres un jugador que no les gustan los juegos de azar, este juego puede que os guste, dado que se puede ganar sin intentar probar fortuna con los dados; pero lo único que si que no podemos hacer nada es con la colocación de las cartas.

También otra de las cosas que más me ha gustado es la posibilidad de darle diferentes toques de dificultad al juego, dado que hay 42 cartas de enemigos básicos, luego hay una carta de cada enemigo de avance doble, y ya por último, hay unas cartas de Ragnarok, donde se avanzarán varios enemigos en un mismo turno haciendo el juego mucho más difícil. De esta forma, dependiendo la dificultad que quieras darle al juego podrás añadir más cartas y no sólo jugar con las básicas, o simplemente coger una diferente combinación de dioses cuando vayas a jugar y así darle mucha rejugabilidad al juego. También lo bueno al poder usar diferentes combinaciones de dificultad, podemos usar el más fácil para hacer las partidas de demostración para explicar el juego.

Para los que no les gusten o no jueguen a títulos de habla extranjera, hay que decir que lo único que necesitas del lenguaje es el reglamento, y el cual ya está en español, con lo que la dependencia del idioma sin ser el manual es nula, por lo que no hay ningún problema para jugarlo con cualquiera que no entienda la lengua de Shakespeare.

La dificultad para aprender la mecánica del juego es muy básica, no hay tanto que entender, simplemente las diferentes acciones y el sistema de combate; con lo que no es nada difícil aprender a jugar, por lo que un jugador experimentado; como un jugador principiante aprenderán a jugar en menos de cinco minutos.

Personalmente he probado el juego para un sólo jugador, el cual sigue igual la sensación de agobio que te da, aunque como eres tu solo contra los enemigos, tu serás el máximo responsable de tus acciones, por lo que puedes pensarte mejor que hacer y tomarte tu tiempo. Hay que decir, que me pareció bastante sencillo para un jugador (al menos en el nivel básico de dificultad) el conseguir ganar, pero tendré que intentar jugarlo con mayor dificultad a ver si sigue siendo igual de fácil o ya se complica mucho.

A modo de conclusión, el juego está muy bien, desde el primer momento te mete en la partida y te hace estar ahí pendiente del juego para evitar perder y te mete esa sensación de agobio de que los enemigos cada vez se van acercando más y más y que hay que trabajar en equipo o perderemos estrepitosamente. La sensación que te aporta cada partida es espectacular, y aunque pierdas, te deja con ganas de repetir. Es un gran juego, recomendable para jugones como para iniciar a nuevos jugadores a los cooperativos.

Desde aquí queremos dar las gracias a Ludonaute por haber enviarnos este juego, y todos los que vengan a las I jornadas lúdicas de Tenerife podrán probarlo.

Me gustaría compartir con vosotros una puntuación gradual de 1 sobre 5, (1 es poco/fácil, 5 mucho/difícil, etc…) de lo que nos ha parecido el juego:

de JorgeCorven DallasJason Rider
Componentes 4 54
Dificultad 4 33
Jugabilidad 5 44
Re-Jugabilidad 4 44
Mecánica de Turnos 3 32
¿Lo Comprarías? 4 34
  • Anónimo

    Buena reseña! A mí es un juego que me gusta mucho, y que funciona muy bien con novatos y con jugones como decís.

    Lo único que no me ha gustado es el modo solitario. Tampoco es que me guste mucho jugar en solitario a estas cosas, pero este se me hizo muy repetitivo y pesadito. El Space Hulk: Death Angel si me parece que tiene un solitario muy entretenido.

    Un saludo!

  • http://www.androizados.com Jason Rider

    Muy buenas Lethan, la verdad que en solitario no esta mal,aunque el Space Hulk… tela, tela… tanto en solitario como en equipo es una locura de juego!! 😛 y muy complicado.

    Un saludo y gracias por leernos 😉

  • http://twitter.com/de_Jorge David de Jorge

    De los mejores juegos cooperativos que he jugado !